lunes, 31 de octubre de 2011

7.000.000.000

Ya Siete Mil Millones, ¡no se cabe!,
un día histórico estamos hoy viviendo 
¿la última gota en colmar el vaso 
para una humanidad que es en exceso?.

En un avión o un barco cuando el cupo 
asignado de tantos pasajeros 
—según capacidades del transporte— 
es superado, a nadie más se deja 
montar en bien de aquellos y del resto.

Nuestro planeta también es una nave 
que viaja solitaria en el vacío,
provista de recursos limitados 
de agua, de energía, de alimentos.

No podemos sin cota ni medida 
permitir su indefinido aumento,
pues si no, quizás sea la propia Tierra 
quien violenta se libre y se sacuda 
de su excesiva carga en detrimento.

Sin discusión alguna o ideológica,
es un hecho fijado, matemático,
la ley exponencial del crecimiento
que entre otras cosas dice por ejemplo 
que en diez años se dobla la cuantía
sumando anualmente el seis por ciento.

Son gráficas parejas a esta curva 
de población humana: los recursos
necesarios a darle su sustento,
agotándose para ello a corto plazo;
y la del medio-ambiente en deterioro
insostenible ya desde hace tiempo.

Todo esto es una bomba previsible 
a explotar con devastante efecto
que hará cambiar el modo actual de vida 
y causará terribles sufrimientos. 

Si sigue así la cosa habrá algún día 
en que como ratones enjaulados 
en un pequeño espacio y sin comida 
los unos a los otros mataremos.

Y de esta forma cruenta se rebaje 
(con dolor, pues no hay discernimiento),  
el número excesivo, insoportable, 
para adecuarse a límites impuestos. 

A mayores urge replantearse 
el actual paradigma en lo económico 
hasta ahora basado en crecimiento,
ya que es una "Pirámide de Ponzi" 
(muy similar a aquella que hizo Madoff 
y encontrase el rechazo en mundo entero),
pues en efecto presenta el mismo esquema 
el sistema bancario y financiero, 
y el de seguridad social, y el de pensiones, 
del actual así llamado y extendido 
"Estado-Bienestar", un "por supuesto".

Esperemos que el "homo sapiens" haga 
honor a este su rótulo auto-impuesto,
y reconozca la ley inexorable 
que le lleva al abismo ante él abierto.



© albertotrocóniz / 11
Texto: de "TAL COMO LO VEO"


Otros enlaces “Post”-relacionados
en el Tablero “CARTILLA DE RAZONAMIENTO ECONÓMICO”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.